sábado, 30 de junio de 2018

Musas

Un ser de cera prende
con el calor de su vientre.
Su mente engendra ideas
que iluminarán la humanidad.
Muchas mueren enseguida,
olvidadas luciérnagas fundidas.
Unas pocas se aferran a la vida
con inmortales sueños,
para convertirse
en compañeras del tiempo,
formidables amigas
del brillo de los genios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario