lunes, 21 de mayo de 2018

Solos

—Hola. ¿Qué haces?
—Pensar.
—Pues si no estás haciendo nada —dijo en tono burlón—, puedo buscarte algo que hacer.
—Hacer... No sé qué hacemos aquí —murmuró pensativo.
—Yo, aburrirme. ¡Je, je! Es broma...
—¿Crees que estamos solos en el universo?
—¡Uf! ¡Qué pregunta! Si hubiera seres vivos en otros planetas, imagino que a estas alturas ya lo sabríamos.
—Quizá no podemos verlos o están demasiado lejos para llegar hasta aquí. Tal vez no quieren interferir o incluso...
—¡Puede que seas tú uno de ellos! ¡Ja, ja, ja!
—¡No hagas el tonto! Lo que iba a decir es que puede que nos vigilen desde lejos. ¿No te sientes observado algunas veces?
—Ehh... Noo...
—Yo sí, a menudo. ¿Y nunca te preguntas de dónde venimos...
—Pues la verdad...
—...ni a dónde vamos...
—Pues no.
—...o el por qué de nuestra existencia?
—¡Que no! Te estás poniendo un poco denso. Creo que me voy a marchar.
—Antes dime: ¿crees en Dios? —le miró con fijeza.
—Mmm... —dudó—. Creo en la luz, el calor y el alimento, y en que alguien tuvo que ponerlos ahí.
—Sin embargo no le has visto nunca —dijo con una mueca burlona.
—¡Qué pesadito te has levantado hoy! Prefiero creer en Dios que en extraterrestres. ¡Me voy! ¡Estoy harto de tus tonterías!
—Espera... No te vayas... ¡Eh! ¡Mira ahí! ¿Qué es eso?

Una masa blanca había aparecido en el cielo, grande como una roca pero de aspecto blando como la carne. De repente se abrió y una lluvia de comida cayó sobre sus cabezas. Los dos amigos se abalanzaron sobre ella, cada uno en una dirección, y pronto acabaron con todo.

Al rato se volvieron a encontrar.
—Hola. ¿Qué te cuentas?
—Estaba pensando... ¿Crees que estamos solos en el universo?
—No sé... ¿Y tú crees que es verdad eso que dicen de que los peces tenemos solo tres segundos de memoria?
—¡Qué tontería! Eso es un mito seguro.


“¿Qué clase de espacio es el que separa a un hombre del prójimo y le hace sentirse solitario? Yo he llegado a la conclusión de que no hay movimiento alguno de las piernas que pueda aproximar dos mentes separadas.”
Henry David Thoreau. Walden o la vida en los bosques


No hay comentarios:

Publicar un comentario